23 abril 2012

Lalata viaja a la Roda de Albacete y a Holanda


Como ya hemos dicho en varias ocasiones los destinos a los que viaja Lalata son de lo más variopinto. Lo demuestran las dos últimas citas a las que ha acudido. En la Roda de Albacete se la pudo avistar el pasado jueves 19 de abril en el Café Gaymon degustando sabrosos miguelitos en un encuentro sobre el arte en la literatura. La cita fue organizada por el Ayuntamiento de esa localidad y se inscribe en las jornadas Café con Letras. Al día siguiente acudió a Facing Pages, un encuentro sobre publicaciones independientes que se desarrolló en Holanda los días 20, 21, y 22 de abril. Sobre este último os recomendamos que no dejéis de ver las más de 100 fotos que han publicado en su cuenta de Flickr y este canal de Youtube, en él podréis ver numerosos vídeos con entrevistas a algunos de los participantes en el evento.

15 abril 2012

Inaugurada la expo en la Fundación Antonio Pérez



Aunque el tiempo hizo todo lo posible para impedirlo el viernes 13 a las 20 horas fueron muchos los que se acercaron a la exposición "Esto no es una Lata" en la Fundación Antonio Pérez. A todos, muchas gracias por pasar.

12 abril 2012

La exposición "Esto no es una Lata" en la Fundación Antonio Pérez

Invitación de la exposición.

Lalata llega a la Fundación Antonio Pérez.

Jesús Carrascosa, Antonio Pérez y Santiago torralba abriendo los ejemplares de la edición especial de Lalata para la Fundación.

A partir del viernes 13 de abril la Fundación Antonio Pérez de Cuenca muestra la colección completa de la revista ensamblada Lalata en la exposición “Esto no es una lata”. Una cita en la que conocer a fondo la trayectoria de una publicación experimental con 11 años de historia a sus espaldas, incluyendo el número realizado especialmente para la Fundación con obras de los artistas: Miguel Ángel Ortega, Ramón Peco, Antonio Gómez, Ibírico, Guillermo Navarro, José Eugenio Mañas, Francisco Martínez, Isabel Ferrero, Ana Fernández, Carlos Sánchez, Amelia Arias, Paula Noya, Carlos Sánchez Gómez, Javier Seco, María José Fernández Roldan, Manuela Martínez, Angel Sanz, Pedro Lozano, Elena Poblete, Carmen G. Palacios y Paula Mariño.

La revista Lalata vive en muchos domicilios de colaboradores y coleccionistas, pero también en bibliotecas, museos y galerías de arte. Aunque en ningún sitio se encuentra tan cómoda como en la Fundación conquense que alberga los objetos encontrados por el gran Antonio Pérez. Un lugar mágico en el que el concepto de arte se expande de la misma forma que en la célebre obra ceci n'est pas une pipe de Magritte.

No podía haber un sitio mejor para toparse con esta falsa lata, porque en realidad es una revista, que ese antiguo convento, suspendido en el aire como si se tratase de un sueño, en el que Antonio aloja su archivo de genialidades encontradas en forma de inmensos muñecos de Michelin o trozos de cemento rescatados de algún solar. Lo que lo hace el lugar perfecto para Lalata es que el proyecto, al igual que ese propio espacio, está pensado para demostrar que las cosas no siempre son lo que parecen.

Cuando uno abre un ejemplar de Lalata sin saber de que se trata se lleva la sorpresa de no encontrarse con melocotones o con sardinas, sino un sin fin de objetos cuyos significados han sido alterados para cumplir otra función diferente a la que fueron pensados. Un juego artístico similar al que Antonio lleva desarrollando desde hace años al confeccionar su colección. Por eso, y porque Lalata comparte con él la idea de que un coleccionista de arte es ante todo un coleccionista de amigos, las estrellas de la muestra serán las piezas de la edición especial que Lalata dedicó a la fundación Antonio Pérez en 2008.

Una colección para la que 21 artistas/amigos encontraron 10 objetos que a su vez recordaban obras de otros artistas. Para ello se cerraron 210 latas en Conservas Arnaldos, de Villarrobledo (Albacete) y cuya etiqueta es un homenaje a la conocida lata de Manzoni. Pues incluso se presenta sobre soportes de metacrilato (105 circulares y 105 cuadrados), inspirados en la peana mágica que para él era la prueba de autenticidad de "obra de arte". Aunque también podrán verse la totalidad de la colección de Lalata, además de algunos ejemplares de carácter extraordinario.